viernes, 17 de agosto de 2007

"CON LA IGLESIA HEMOS TOPADO"

A veces hay noticias raras, casi siempre hay noticias tristes, tremendas, horribles y trágicas. Pero otras veces hay noticias injustas, y que además no tienen mucho sentido, por lo menos en apariencia.

Cuando se traslada a un cura de parroquia puede haber muchos motivos, pero cuando todo el pueblo reclama a voces la vuelta de ese sacerdote, hasta el extremo, de que hay personas dispuestas a ponerse en huelga de hambre para que regrese, digo yo, que por algo será que lo quieren tanto, y cuando los motivos son, al parecer, que iba un poco por libre y que se llevaba mal con las monjas del Convento y que éstas influyeron para que sus superiores decidieran el traslado. Pues a mí la verdad es que me parece una noticia muy injusta.

Y me recuerda otra que hace poco también salía a la palestra: En Madrid, las autoridades eclesiásticas quieren o querían, al menos, cerrar una iglesia y evidentemente “trasladar” también al cura, esta vez, no por culpa de las monjas sino porque el sacerdote usaba el templo como refugio de los pobres, vagabundos y drogadictos, etc; es decir, querían echarlo, prescindir de él porque estaba haciendo una labor social, porque anteponía las necesidades de los más necesitados –valga la redundancia- a las “necesidades” de la parroquia.

Yo, llegada a este punto me detengo a pensar, porque es para pensarlo detenidamente, y me viene a la cabeza aquella famosa frase de Don Quijote: “Con la iglesia hemos topado”, que ya ha llovido mucho, muchísimo desde entonces, sin embargo parece que se ha detenido el tiempo para algunas instituciones.

Y si no, díganme ustedes, y enlazo aquí otra noticia más, aunque ésta no sé si calificarla como absurda, frívola, mundana…, al menos las razones que dan para ello. Ahora resulta que se va a volver a dar la misa en latín, no obligan a nadie por supuesto, sólo autorizan desde las altas esferas a obispos y arzobispos para que, si lo creen oportuno, oficien la misa en latín, y claro siempre que los fieles estén de acuerdo y “lo pidan” y digo yo, ¿contará aquí la opinión de los feligreses? Porque para trasladar a los sacerdotes que “no interesan” está claro que no les importa en absoluto la opinión del pueblo.

Si a todo esto añadimos que hace poquito nos “han resucitado” otra vez el infierno, pues, no sé a ustedes, pero a mí me empieza a dar “yuyu” ya la cosa, ¿vamos hacia delante o hacia atrás? Alegan en Roma que es para contrarrestar el fanatismo de otras religiones y que por eso quieren volver a los viejos ritos, yo creo que con estas posturas más que contrarrestar nos estamos equiparando a ellos. Y me pregunto si todo eso incluirá también que el oficiante esté de espaldas, vamos, a este paso las mujeres tendrán que volver a ponerse velo o pañuelo en la cabeza y chaqueta para tapar los brazos y qué decir de las minifaldas… Ustedes dirán que soy una exagerada, pero es que, o mucho se aburren en Roma o yo no entiendo muy bien todo este retroceso que estamos viviendo.

No estarían mejor ocupándose de otras cuestiones mucho más importantes y más acordes con lo que de verdad debería ser su ministerio, como lo de dar de comer al hambriento -pongo por caso-, que hay muchos por el mundo y la Iglesia atesora y colecciona obras de arte a puñados, yo no digo que vendan la Capilla Sixtina ni nada parecido, pero con un simple cuadro de tantísimos como poseen seguro que podrían construir muchas escuelas, muchos pozos de agua, muchos pequeños hospitales etc, sin embargo se preocupan de cosas tan baladíes como atemorizarnos a estas alturas con el infierno o pregonar a bombo y platillo que ya no hay limbo.

En fin, yo creo que si volviera Jesucristo a la Tierra y viera como está todo el panorama volvería a entrar en el “Gran Templo” y no dejaría, otra vez, títere con cabeza.

Bueno, ustedes me perdonarán que esta vez me haya puesto tan seria en mis comentarios, pero es que, y hoy lo voy a decir bien alto:

¡Ay, Señor… lo que hay que oír…!

Emma Rosa

5 comentarios:

Mallén dijo...

Emma, es primera vez que entro a tu blog y me ha parecido muy interesante el tema que abordas. Recuerdo que hace unos seis años atrás llegó mi suegra a la casa enfurecida porque vio en pleno invierno cómo el cura mojó a unos mendigos que buscaron pernoctar al alero de la fachada de la iglesia del pueblo...
Sí, es un retroceso y una falta de seriedad eso de que nos quiten y devuelvan el purgatorio y el infierno como un par de calcetines o un bollito recién hecho.
Te encuentro toda la razón, gracias por instruirme más sobre el tema... sobre todo considerando que en mi país los conflictos con la iglesia pasan por otro tipo de temáticas (pedofilia, entre otros)
Saludos cariñosos desde Chile!!!

Virginia dijo...

Vamos, que se ve claramente el interés que tienen por los feligreses y en adecuarse a los tiempos, de la Edad Media claro, que en la época en las que les gustaría estar ya que controlaban en cotarro divinamente, cosa que ahora está empezando a fastidiarse. Un abrazo. Virginia

Alena.collar dijo...

La iglesia oficial siempre tan "progresista", siempre a "favor de los humildes"...
Es la pataleta de quienes están perdiendo el poder, ahora lo empiezan a perder y claro, perder prebendas joroba mucho.
Se terminaron los tiempos de doctrina. Ya no engañan.

http://alenacollar.wordpress.com/

Pongo aquí mi dirección porque este tipo de blogger no me acepta la real y tengo que poner una que no es.

Anónimo dijo...

He leído con atención tu texto, Emma y... para mi que son una pandilla de hipocritas. Con letras bien grandes ¡ ojalá se dieran cuenta los feligreses!
En fin , no sigo que me conozco.
Adelante con el Blog.
Lola

Marcos dijo...

yo en estos temas prefiero callarme, porque es tanto lo falsa que encuentro a la iglesia, que... eso, prefiero callarme.
eso sí, te doy toda la razón.
un saludo