martes, 13 de mayo de 2008

LA IGLESIA PIDE QUE LA TACHEMOS



¡Ejem! Dicho así tal parece que La Iglesia (con mayúsculas) quiere que la borremos del mapa, que no le hagamos caso, en una palabra, que la ignoremos. Pero no, no es eso, por supuesto, sino todo lo contrario.

En realidad lo que nos pide, en ésta nuestra España cañí, es que a la hora de hacer la declaración de la renta “tachemos”, marquemos, pongamos la cruz…, en la casilla correspondiente a La Iglesia Católica, para que ese tanto por ciento famoso que se nos descuenta a todos –queramos o no –, vaya a parar a sus arcas y no a bienes sociales.

Veamos, resulta que una de las razones que alega, además del sostenimiento económico de la institución, es que ese dinero lo va a destinar a bienes sociales. Entonces, yo aquí ya me he liado, porque si hay dos casillas y una es para fines sociales y la otra para La Iglesia, si yo marco la de bienes sociales se supone que estoy ayudando a los que lo necesitan de verdad. Pero claro, si La Iglesia dice que es para ayudar a los necesitados y para invertirlo en favor de los que nada tienen, eso ya lo estoy haciendo yo si beneficio con mi aporte a la casilla de fines sociales. ¿O no?

¿Ustedes entienden algo? Yo no, sinceramente. A mí me parece muy bien que La Iglesia pida, siempre lo ha hecho y no nos vamos a extrañar a estas alturas, pero que digan, claramente, en la campaña publicitaria que es para su sostenimiento y financiación y no para lo demás porque eso ya se consigue si elegimos la otra casilla.

Ahora bien, dejando esa discusión al margen, lo que no me parece justo es que sólo La Iglesia Católica tenga el derecho de solicitar apoyo o ayuda económica. ¿Qué pasa con las demás religiones? Bien es verdad que, en nuestro país, es la mayoritaria, pero actualmente en España están reconocidas otras religiones; entonces, yo me pregunto: ¿Qué pasa con los musulmanes, judíos, budistas…? Si son tan españoles como los demás porque han nacido aquí o porque están nacionalizados y pagan los impuestos como todo hijo de vecino y ya que dicen que hay libertad religiosa: ¿Por qué ellos no tienen el mismo derecho a tener su casilla para subvencionar sus propias iglesias, sinagogas, centros de culto o como se llamen.

Para mí, eso sí sería justo, que todos tuvieran la misma opción, que nadie se sintiera discriminado por tener unas creencias u otras. ¿No dice eso La Constitución Española? Si todos somos iguales, ¿por qué solamente la religión católica tiene derecho a pedir para sí?

Sé que no van a hacerme caso, al fin y al cabo a quién le importan las opiniones de una simple ama de casa con tantas como hay en España, pero de todas formas, y ahora me toca a mí pedir: “Solicito a las autoridades de mi país que, en la próxima campaña del I.R.P.F, haya una casilla donde se pida para subvencionar una religión, pero que no se predetermine ninguna sino que sea el propio contribuyente el que escoja a la que quiere designar el tanto por ciento de sus ingresos”. Eso sí que sería una decisión justa para todos, aunque habría, por supuestísimo, muchas voces en contra de esa medida.

Pero como dice un refrán: “Aquí, o jugamos todos o rompemos la baraja”.

Además, a mí me parece una tontería y un gasto inútil el dinero que se empleó en pagar semejante campaña en los medios de comunicación, porque las personas que iban a destinar ese 0,7 % de su declaración de la renta a la Iglesia Católica ya lo tenían claro desde el principio y los que no están por la labor de hacerlo, porque prefieren que vaya a los fines sociales, también lo tenían decidido, luego, todo eso, me parece absurdo porque no han convencido a nadie que no lo estuviera ya de antemano.

Y pensando en eso, vuelvo a preguntarme: ¿No habría sido mejor destinar todo ese dinero que se han gastado en una campaña de promoción de la iglesia, en beneficio de los que de verdad lo necesitan, y no me refiero a los curas, precisamente?

Bueno, hoy no voy a despedirme con aquello de: ¡Ay, Señor… Lo que hay que oír…! Sencillamente porque se sobreentiende.

Y si no recuerdo mal, ¿no fue Jesús quien dijo: “Por sus actos los conoceréis…”?

¡Pues eso!

Emma Rosa Rodríguez


3 comentarios:

Carlos dijo...

Bueno, Emma, yo creo que está bastante claro. Si tachas la casilla de la Iglesia sabes a quién le das el dinero, si tachas la otra, creo que no sabes a dónde va a ir a parar...

myriampa dijo...

Emma, yo creo q la iglesia catolica es uno de los entes más poderosos económicamente hablando, entonces yo pienso q debes tachar en ayuda social, asegurandote para quien va en verdad ese dinero...

Fatima dijo...

Gracias, gracias y gracias.

Debería ser y resultar algo normal pero, desgraciadamente no es así. Y me estoy refiriendo al comentario tan respetuoso y tan "bonito" que has hecho en cuanto a ¿qué pasa con las demás religiones?. Como muy bien señalas también existimos españoles de nacimiento, de familas españolas pero que no somos Católicos ( yo en mi caso soy musulmana desde hace unos años) y la verdad, tienes toda la razón. Sí, seguirán siendo mayoría los católicos ( aunque seguramente muchos solmente porque en su momento sus padres lo bautizaron y ya está, ahí figuran en el "censo" de la Iglesia) pero no debemos olvidar que por ley, por la Constitución, España es un país laico. Si la Iglesia Católica recibe ayuda pues también otros deberíamos recibirla. Seria tema para otro debate pero, si de una vez por todas tuviéramos una mezquita en Sevilla ,oficial y controlada ,y no tantos locales donde quién sabe quién es quien dirige a esa comunidad de musulmanes y las ideas que impone... Todo estaría mucho mejor. Se podría dar a conocer la realidad de una religión muy bonita y enriqecedora pero tan maltratada por los mismos musulmanes y cómo no, por los medios de comunicación.

Muchas gracias por tu respeto y consideración.

Gracias de verdad.