lunes, 8 de septiembre de 2008

LOS HOMOSEXUALES Y LA IGLESIA EVANGELISTA

¡Es el colmo! El colmo de la desfachatez, del absurdo y de todo lo imaginable, y no tienen perdón.


Resulta que según los evangelistas, o sea los mandamases de esta “religión”, los homosexuales son personas que no sólo están enfermas, que eso no es nuevo, sino que están poseídas por el mismo demonio y claro hay que exorcizarlas, faltaría más, por medio de terapias hechas por “sanadores” autorizados pertenecientes a su propia iglesia.


Con este cuento un grupo de avispados sanadores (con ese de sinvergüenzas), se han instalado en España procedentes de América en busca de incautos a los que embaucar con sus ideas y teorías sectarias.


Si no fuera porque en el fondo la cuestión es bien triste, y peligrosa también, daría la risa sólo de pensarlo. Pero, al parecer, están teniendo éxito en tan disparatada empresa como están montando.


Se trata de anunciarse a bombo y platillo para captar a las personas homosexuales que no se sienten felices siéndolo o que abominan de su condición, a los débiles de espíritu, evidentemente, y meterles el miedo en el cuerpo asegurándoles que ellos, los “sanadores” les pueden sanar. Ofrecen terapias que duran hasta nueve meses y que incluyen entre otras cosas lectura de evangelios y ejercicios tipo espirituales.


Supongo que previo pago de unas cuotas, porque no creo que lo hagan gratis, por supuesto, y seguramente que nada pequeñas.


Vamos a ver, a mí esto no sólo me parece un engaño y un fraude sino también una forma peligrosa de “jugar” con la salud de quienes acuden a dichas terapias, porque lo grave del caso es que están teniendo éxito, y creo que las autoridades deberían meter mano en este asunto.


También alegan que esos “malos hábitos sexuales” pueden ser la consecuencia de traumas infantiles vividos, o sea, una especie de castigo divino por vaya usted a saber qué.


Si al final también tendrán la culpa Edipo, Electra y por supuestísimo el mismo Freud por haberse metido a explorar los asuntos de la mente e inventar los complejos, (es un decir, oiga, que una habla un poco de oídas en estos temas) con lo tranquilitos que estábamos los seres humanos sin saber nada de complejos ni de semejantes historias.


Yo creo que a los que realmente habría que exorcizar sería a esos sanadores evangelistas para que dejen de timar y dañar a las pobres personas que creen en ellos, o mejor dicho habría que invocar al mismísimo diablo para que se les aparezca y les de tal susto que nunca más se les ocurra mentar su nombre en relación a los demás.


Es que yo lo pienso y me pregunto en qué cabeza cabe decir que la homosexualidad se cura con lecturas de evangelios y cánticos espirituales, como si fuera una enfermedad del alma o algo parecido.


Vamos a ver, “señores” evangelistas y demás adjuntos a estas ideas: uno es homosexual, bisexual o heterosexual porque le da la gana o porque se lo pide el cuerpo, y mientras no haga daño a nadie su conducta sexual es suya, privada, y no hay que tacharlo ni de enfermo, ni de desviado ni nada parecido, y mucho menos decir que está poseído por el diablo o que ofende a Dios con esos actos.


Eso simplemente son suposiciones suyas hechas sin base ni fundamento lógico ninguno. Claro que, a lo mejor, ustedes son unos seres humanos privilegiados que saben de buena tinta que ser homosexual es una aberración porque tienen correo directo con el cielo…


Si es así, háganmelo saber, por favor, y entonces les daré la razón…


Emma Rosa Rodríguez

9 comentarios:

Alena.Collar dijo...

AMÉN.
Hija...se puede decir más alto, pero más claro imposible.
Bravo por este articulo.Este tipo de cosas hay que decirlas y denunciarlas.
Un abrazo.

Carlos dijo...

Es una historia delirante. No había oído nada sobre el tema, pero tiene su punto comercial. Estos tipos (que saben lo que hacen) también saben cómo encarar la crisis económica y de fe, válgame el Señor, no el Señor de estos tipejos, claro. ¡Cómo captan clientela!

La historia de Manoli dijo...

Me ha gustado tu blog, pero sobre la regligión prefiero no opinar. Respeto las creencias de todos.

Besitos

Www.lahistoriademanoli.blogspot.com

Anónimo dijo...

A veces, sólo a veces, me da por reir ( por no llorar ) y este post es de esas veces.

Quería decirle a Alena que le envio recuerdos de isabel, una pobre ama de casa que no tenía blog, que le escribía hace meses cosas que ella le borraba llena de rabia ( parecía un evangelista .... )

Bueno, ¿ y si los evangelistas tienen razón ? Van a dejar por buenos a los de la Secta.

Lo que pienso de los homosexuales es lo que dice la Iglesia Católica, pero ellos creen que les persigue, que se le va a hacer. Cuando el sentido común se pierde, se pierde la razón, y también "la razón".

Buenas noches y que te salgan bien las cocletas, Emma. ( marypaz ) ( una amiga, a pesar de todo )

Ramon dijo...

No podría opinar de algo que no he visto no oído, usted quizás tiene mas información que yo en el caso de esos evangelista, quizás esos señores están actuando por dinero como usted dice pero quizás no, es probable que lo hagan por fe en que Dios y quieran sanar a esas personas, pero solo una pregunta le haré ¿ha leído la Biblia alguna vez? Bueno si la ha leído me alegro por usted pero le recuerdo que Jesús vino por todos nosotros pecadores, a librar al hombre del pecado no vino a librar al hombre del hombre si no del pecado y Dios odia el pecado y ama al hombre y por ese amor dio su sangre, yo deseo que todos los seres humanos hiciéramos algo a un que sea una solo cosa por amor al prójimo de seguro este mundo seria diferente.

Anónimo dijo...

Hola Emma,

Te cuento, yo soy "evangelico", mas bien cristiano, pero no hace mucho.
Yo se que te da bronca todo eso, y encima de la manera de como lo ves, ya que no hace mucho yo tambien odiaba a esas personas.

Yo voy a la iglesia, aunque soy tambien bastante gnostico. Muchos evangelistas (porque salen a evangelizar) son personas con pocos estudios, y quizas no son del todo capaces de hacer su tarea. Pero te puedo asegurar que ellos lo hacen de corazon y no reciben nada de dinero. Si hay un hurtador o un cinico, es algun pastor, pero no todos lo son.

Cuando empece a leer libros, especialmente de filosofia, matematicas, espiritualidad, empece a comprender un monton de cosas.

No te dejes engañar ni por personas religiosas, ni por la moda de matar a los "evangelistas", busca y arma tu propio camino.

Mas alla de lo tangible hay otra realidad. Vas a ver que en algun momento lo vas a comprender.

Que te vaya bien, y busca la verdad por sobre todo!

Clin dijo...

Y más y más y más que no te ha cabido.
Enhorabuena por el artículo.

Junior dijo...

claro que es exagerar decir eso de poseidos, pero que nadie nace homosexual, eso esta bien claro,,, es obvio que tu no aceptaras eso, ya que es la base de tu existencia, es la superficie por la cual caminas....aceptando que no se nace homosexual veras tu vida como un gran y gigantesco error, Dios te quiere pero no entraras al cielo si no te arrepientes de tu homosexualidad

Anónimo dijo...

Hay que respetar a las religiones, su manera de pensar y ver las cosas del mundo. Escuchen bien, es de sabios rspetar los pensamientos de los demás.