sábado, 12 de enero de 2008

PRESIDENTAS AL PODER


Ayer, cuando oí la noticia de que Hilary Clinton había ganado en las primarias de Estados Unidos y que podía empezar a soñar con llegar hasta la Casa Blanca, esta vez de titular ella, no como señora “de”o “presidenta consorte” como fue en el pasado, pues me quedé yo pensando: ¿Y si realmente ella llegara al poder y saliera elegida presidenta del país más poderoso de la Tierra? ¿Cambiaría algo en el mundo? Digo yo, que a lo mejor pasaría como en los juicios y sentaría una especie de precedente. Me refiero a que si sería un modelo para que otras mujeres se animaran y se lanzaran “a por todas” en estas cosas de la política, vaya, que no se limitaran a presentarse a cargos más asequibles, por decirlo de algún modo.
Bueno, ya sé que hay mujeres que sí se atrevieron, ahí está el caso de Francia que estuvo en un tris de ser gobernada por una señora. Lástima que no hubiera salido elegida finalmente. Y también sé que hay naciones en las que es una mujer la que lleva las riendas, por supuesto que las hay, pero se pueden contar con los dedos de la mano.
Yo diría que es una proporción muuuuy pequeñita, en relación con la representación masculina, y digo yo, que visto el panorama mundial que tenemos, cualquiera que lo mirara desde el exterior, o sea objetivamente, ups, tendría que ser un extraterrestre o algo así; bueno, pues suponiendo que se pudiera hacer, ese ser podría pensar: o bien que la población masculina es muchísimo más abundante que la femenina o que el género femenino es inferior y no está apto para cubrir semejantes puestos, salvo casos muy excepcionales.

Ninguna de las dos cosas son ciertas, ¿verdad?, ya que las mujeres estamos tan capacitadas o más que los hombres, no sólo para la política sino para muchas más actividades, menos mal que poco a poco vamos enseñando "la patita" y dejándonos ver, subiendo peldaños y ocupando cargos cada vez más importantes, claro que "eso también se lo debemos a ellos" porque son tan amables y tan caballeros que se han inventado hace tiempo una fórmula ¿será para tenernos contentas o para que les votemos? Dicen que es "un sistema de cuotas para aumentar la participación de las mujeres en la vida política". ¡Toma ya, con la frasecita! Y se habrán quedado tan felices. Oigannnn, señores pensantes de todos los Gobiernos que han suscrito semejante barbaridad: ¿Creen ustedes que somos vacas o algo así? Miren, es que a mí, eso de las cuotas me recuerda a lo de la leche, saben, de oírlo en los telediarios, que están hablando todos los días de subir y bajar las cuotas lácteas y claro, no puedo evitar las comparaciones. Porque, vamos a ver ¿por qué tienen que "reservar" unos cuantos puestos para las mujeres? No, no, y mil veces no, ni para unos ni para otras, los puestos están ahí para que los cubran "las personas" que mejor estén capacitadas para ello, y aquí no importa el sexo sino el seso.
Y volviendo al tema del principio, y suponiendo que Hilary Clinton saliera elegida presidenta, yo me digo: ¿Y si cundiera el ejemplo y en la mayoría de los países de éste, nuestro Planeta, llegaran a ser "ellas" las mandamases y no "ellos" como en la actualidad?
¿Creen ustedes que el mundo iría mejor o peor?
Recuerdo una vieja canción que decía: "Si las mujeres mandasen/en vez de mandar los hombres/serían balsas de aceite/ los pueblos y las naciones..."
Mmmm, no sé yo, pero me encantaría averiguarlo.
A lo mejor así, serían los caballeros y no nosotras los que se quejaran de sentirse marginados y dirían a menudo eso de: ¡Ay, Señor... Lo que hay que oír...!

Emma Rosa

7 comentarios:

MALiZiA dijo...

Llegué a tu blog, porque te vi en Blogeratura. Buena reflexión la tuya. Vivo en un país gobernado por una mujer, y mi país vecino Chile, también. Pareciera que por este hemisferio sur, bien al sur, las mujeres han tomado las riendas.Creo como vos que las mujeres son tan capaces de gobernar como los hombres, incluso tienen esa sensibilidad femenina, que los pueden aventajar en muchos puntos. Pero, más allá de cuestiones de géneros, un buen gobierno, tiene que ver con el poder de abstraerse de la corrupción, y este mal acecha, tanto a presidentes hombres como mujeres. Después de todo, las presidentas no gobiernan solas, estan en máquinarias políticas muy enviciadas.
Un saludo desde Buenos Aires.

Mujeres dijo...

Estoy de acuerdo con malizia, hay que valorarla por sus cualidades como persona, política, o ejecutiva,y teniendo en cuenta que no actuará sola. Si nos dejamos llevar sólo por el hecho de ser mujer, y aunque me duele decirlo, somos mucho más rebuscadas y retorcidas que los hombres.

Saludos
Te invito a pasar por nuestro blog cuando tu quieras.
Marg

Alena.Collar. dijo...

Yo creo que no es cuestión de sexo, sino de capacidades. Ahora bien, es cierto que ya se han ocupado los hombres de que las mujeres no puedan acceder durante siglos a la educación, al trabajo y al poder.
Debería ser cuestión de capacidad personal, pero aún hoy cuando se habla de una presidente del gobierno se le pone el letrerito; quiero decir, no se dice por ejemplo " el señor Sarkoy, varón que llegó al poder en Francia", pero sí se dice "Bachelet, la dama que preside Chile".
No sé si me explico, como si fuera una "categoría" o hubiera que aclarar que "es mujer".
No habremos conseguido la igualdad real hasta que no deje de ser relevante si es mujer u hombre quien gobierna, quien preside un consejo de administración o quien dirige una escuadra en alta mar.

Virginia dijo...

Curiosamente, y en general, las mujeres que han conseguido el poder no pertenecen a lo que en este mundo globalizado se llama primer mundo, aunque esto esté cambiando y ya existan algunos ejemplos de ello, como el caso aleman. Ahora Estados Unidos curisoamente plantea un enfrentamiento de dos maginalidades: pudiendo llegar a la presidencia: una mujer o un negro, no cabe duda que algo se mueve en el ambiente; pues es difícil decir cual de los dos casos rompe más esquemas. En mi opinión una mujer tiene las mismas capacidades y los mismos derechos que cualquier hombre para acceder al poder y posiblemente tendrá mayores capacidades asertivas que muchos hombres. En fin, habrá que esperar y ver. Un abrazo. Virginia

Manuel Cubero Urbano dijo...

Pues no estaría nada mal que algunas mujeres pusieran algo de sensatez en el mundo de la política.
A mí me encantaría que nuestra Vicepresdidenta del giberno español hubiese relevado a Zapatero en la candidatura del PSOE.

Mari de Lugones dijo...

Parece ser que Emma y los comentaristas os olvidáis de Golda Meir, Indira Ghandi, Margareth Tatcher y la recientemente asesinada Benazir Bhuto. Eso por no hablar de Irlanda donde ya gobernó una mujer cuyo nombre no recuerdo. Desengañaos: los polítcos son políticos, sean hombres o mujeres. No tienen una sensibilidad especial por ser féminas pues el carácter de político puede más que el de género. De todos modos muy bueno el artículo, Emma. ¡Ah! Una mujer que dirige, no un país pero sí una comunidad autónoma y que lo está haciendo la mar de bien: Esperanza Aguirre. Madrid está ahora mismo por encima de muchas naciones europeas. ¡Gran gobernante!

Lola Bertrand dijo...

Yo voto por ¡ mujeres al poder!!! al menos que les permitan demostrar sus capacidades.
El siglo XXI es el siglo de las mujeres.
Abrazos de
lola