martes, 17 de abril de 2007

COSAS DE POLÍTICOS

COSAS DE POLÍTICOS

Buenassss. Aquí estoy otra vez. Lo primero que quiero hacer es dar las gracias a todos los que entraron en mi blog y me dejaron sus mensajes de apoyo y buenos deseos.

Ahora, si hay alguien por ahí, dirá: ¡Bah, seguro que son un puñado de amigos suyos que lo han hecho por puro compromiso”. Y yo le contestaría: Pues sí, mire, está usted en lo cierto, son un puñado de amigos, ¡y a mucha honra! , que esta vez sí que lo digo con convencimiento, y si fue o no por compromiso, es lo de menos, lo que importa es que se han tomado la molestia y me han dedicado unos instantes preciosos de sus vidas.

Bueno, cumplida ya la obligación, -no se crean que siempre voy a dedicarles tantas líneas de agradecimiento, eh, esto es por ser la primera vez- entraré en otras materias, porque a veces se oye cada cosa, que a una se le descuelga más la barbilla de lo que la tiene, y no sólo por la gravedad si no por esas noticias que escuchas así de refilón y hace que te quedes con el plato en la mano a medio fregar o algo parecido de la impresión.

Y, es que no es para menos la cosa, cuando oyes así de repente decir al presentador del telediario que los del PP han encargado a una imprenta que les hicieran 1000 copias de formularios oficiales para votar por correo en las Elecciones, ¡toma castaña! Y digo yo, eso no sé si será falsificación de documento público o algo así, pero si no es un pirateo es algo muy parecido o ¿no? Luego nos dicen a nosotros que no pirateemos, que es un delito, ¡no te fastidia! Ah, y para defenderse va el Acebes y dice, como restándole importancia, oiga, “que no hay porque asombrarse que es una práctica muy habitual”. Pero ¿qué me está contando hombreee? ¿Acaso me está diciendo que ya lo han hecho más veces? Ayayayay, yo no doy crédito a mis oídos, pero ¿quién le hace los discursos a este señor para confesar semejante burrada? Esas cosas si se hacen no se dicen, caray, que lo está usted estropeando en vez de arreglarlo, pues vaya un político que está hecho, Señor Acebes, fíjese, que hasta yo me doy cuenta de que ha metido usted la pata, y eso que no soy muy entendida en estas cuestiones.

¡Manda güevos! que diría el Sr. Trillo. Se acuerdan de aquello ¿verdad? Ese señor sí que me gustaba a mí, ya me caía bien antes, pero después de soltar la frasecita en el Congreso y quedarse tan fresco… Claro que él creía que el micrófono estaba cerrado, pero otro en su lugar no sé como hubiera reaccionado, él, ya no recuerdo si pidió perdón, pero la sonrisa de picarón le quedó de cine y no se acongojó nada, pues desde ese día pasó a ser mi político preferido. Lo de menos es el partido de donde se sea, en todos los sitios cuecen habas, o lo que es lo mismo en todos los bandos hay gente simpática y gente estúpida. Y no hay partido político que no tenga su hombre guapo y su hombre feo, en el Gobierno, por ejemplo, -según mi opinión, evidentemente, que habrá para todos los gustos- el que ejerce de guapo, por decirlo de algún modo es el Presidente, y el feo, ése otro que siempre es el que da la cara, y en cambio en la oposición es justo al revés, me pregunto si será por aquello de llevar la contraria también en eso.

En fin, que voy a ir cortando por hoy, quería haber contado más cosas mías, pero me enredé con los políticos y sus historias. Así que la próxima vez no hablaré del Gobierno, o sí, vaya usted a saber… Porque a veces lo que hay que oír…

Emma Rosa

3 comentarios:

lola dijo...

Muy bien Emma , entretenido y ameno tu texto.
escribes con solturam y gracia
saludos
lola

Alena.collar dijo...

Son "listos" hasta para delinquir...
Me gusta tu blog. No dejes de escribir aquí. Un blog necesita constancia.

Virginia dijo...

Pues nada que he vuelto a visitar tu Blog, para verle cómo crece, y este segundo artículo me parece muy de actualidad y estoy de acuerdo con lo que comentas. Sigue así. Esto de tener un Blog es agotador pero reconfortante. Besos. Virginia